Cada vez más mujeres pagan por sexo

Cada vez más mujeres pagan por sexo

En la actualidad, ellas cuentan con una gran variedad de servicios al pagar por sexo  y cada vez los demandan más.

Mujeres pagan por sexo

Las mujeres también pagan por sexo

Para encontrar un poco de compañía o sexo sin compromisos, internet y ciertas plataformas digitales se han convertido en el medio más rápido y efectivo para contratar a hombres a cambio de placer. Son los conocidos escorts masculinos, gigolos, rentboys, garotos de compañía o chaperos, hombres que encuentran en este tipo de alternativas formas de vender su cuerpo no sólo a otros hombres, sino también a las mujeres. Últimamente nuestro continente da muestra de la amplia variedad de servicios sexuales de pago que existen y de su mayor demanda.

Algunas investigaciones revelan que la cantidad de mujeres profesionales que buscan sexo se ha triplicado en cinco años. Aún así, nuestro país se encuentra bastante lejos del ranking mundial de escorts masculinos. Sólo México lidera el primer puesto, seguido por Brasil, Estados Unidos y Gran Bretaña.

¿Cómo son estas mujeres?

Generalmente, la prostitución masculina está directamente relacionada con mujeres con un alto poder adquisitivo. Su consumo está asociado al lujo y conlleva el desembolso de grandes cantidades de dinero. Están dispuestas a pagar por un producto de calidad por lo que no vacilan en exigir determinadas características y sobre todo, discreción en la contratación de sus servicios.

La mayoría de las mujeres que pagan por sexo son profesionales de entre 30 y 40 años que desean una experiencia placentera garantizada.

Altura, complexión, edad, origen e incluso especialidades sexuales son las características que las mujeres averiguan antes de solicitar servicios de un escort.
Las mujeres no acuden a clubes en busca de escorts sino que eligen desde la intimidad. Es así que buscan en sitios webs como el nuestro con la tranquilidad y el confort de lo íntimo. Visita nuestra web en www.leonos.com