Escorts Masculinos en Argentina - Acompañantes Masculinos Gays y Bisexuales

Escorts Masculinos en Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Costa Atlántica Argentina. Male Escorts in Buenos Aires, Rosario Córdoba and the Atlantic Coast of Argentina.
Ingresar
Versión en Español
Enter
English Version
 
Sexo en Vivo
Videollamadas
 
ADVERTENCIA
SÓLO PARA ADULTOS
WARNING
ADULTS ONLY

Descubre a los Escorts Masculinos y Acompañantes Masculinos más lindos de Argentina. Escorts en Buenos Aires, Córdoba, Capital Federal.

Bienvenido a Leonos.com, el sitio más importante de anuncios de Acompañantes y Escorts Masculinos de Argentina. En Leonos.com encontrarás las fantasías más calientes. Todos los modelos masculinos que anuncian en nuestro sitio son 100% independientes. Recorre nuestros listados y encuentra a tu hombre ideal. Todos ellos ofrecen información de contacto para que puedas contactarlos. Disfruta de las fotos hot y videos xxx que los escorts masculinos tienen para mostrarte. Podrás también leer y escribir comentarios sobre ellos.

Acompañantes Masculinos y Escorts Masculinos en Argentina Leonos
Masajistas Masculinos en Argentina Leonos
Fantasías Duos Trios Gay Bisexual en Argentina Leonos

Anuncios de Acompañantes y Escorts Masculinos Premium en Argentina

Descubre nuevas fantasías y disfruta de las fotos y videos xxx que los acompañantes escorts masculinos con membresía Premium tienen para ofrecerte. Contáctalos y permite que estos talentosos y calientes escorts masculinos estimulen tus sentidos.

Emanuel
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Belgrano, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Realizo todo tipo de fantasías fetichistas, experto en masajes de pies piernas y en atención a mujeres.

Faustino
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Núñez, Argentina
Hoy estoy disponible de 12 a 23 hs.

Tu mejor experiencia con un Transman.

El Toro
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Modelo y stripper. Te realizo todas tus fantaías. Soy muy discreto, te brindo el mejor placer. También servicios muscleworship , lucha erótica y sadomasoquismo. Si me escribis, seguro te respondo.

Manuel Lennan
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Recoleta, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Animate a vivir una nueva experiencia con un joven experimentado. Mi compañía va mucho más allá que solo sexo. Discreción y profesionalismo asegurado.

Román
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Recoleta, Argentina
Hoy estoy disponible de 11 a 3 hs.

Disfrutarás de un servicio de masajes de relajación y eróticos, y un servicio sexual grato y placentero. Con lugar propio discreto privado.

Daddy
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Caballito, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Soy un acompañante Vip. Modelo publicitario. Activo dominante. Demostración de fuerza. No atiendo chicas Trans.

Adriano Arg
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Almagro, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Escort vip. Educado, amable; sexy y sociable. Te sentirás lleno de confort y placer en todo momento. Soy 100% discreto.

El Diego
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Caballito, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Hago masajes descontracturantes y te ofrezco la mejor atención.

Alejandro F.
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Balvanera, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Joven varonil y dispuesto a brindarte un muy buen servicio. Educado, serio, respetuoso, higiénico y discreto. Si quieres un chico que te brinde un excelente trato y un rato lleno de buen sexo, solo llámame o escríbeme estoy disponible las 24 horas. El servicio incluye: Masturbación, sexo oral, penetración, morbos, masajes, fiestas y compañía. Besos y caricias, trato de pareja o dominante, estimulación anal o manual y cualquier otra fantasía que se te pase por la cabeza acá estoy para cumplirla, solo contáctame y prueba conmigo el verdadero placer del sexo!

Viktor
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Modelo Internacional súper exclusivo. Pornstar.

Eze
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Hola. Te espero para pasar un momento inolvidable...

Ken V.
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Escort de primer nivel, modelo y acompañante, muy bien dotado y con una linda cola redonda. Cumplo todas tus fantasías, morbos, lluvias, cuero, pies, dominación. Para pasar juntos un momento de puro placer. Nivel ejecutivo.

Tormo Escort Masculino
 
Tormo
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Recoleta, Argentina
Hoy estoy disponible de 10 a 22 hs.

Me adapto a lo que más te guste.

Norbert
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Recoleta, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Escort de primer nivel. Realizo todas tus fantasías. Juguetes. Lluvia dorada y blanca. Dominación. Cueros. Botas. Leather. Disciplina. Adoración de Pies, músculos. Etc. Nivel Ejecutivo. Todo un macho semental para que lo disfrutes de los pies a la cabeza. En mi departamento. Full Time Importante: No atiendo mujeres ni chicas Trans. No realizo sexo a pelo.

Destructor
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Belgrano, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Joven Argentino/Libanés de mucha experiencia. Contrátame si buscas un macho peludo, dotado para tus fiestas personales o grupales.

Adrián El Lobo
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible de 10 a 20 hs.

Tengo la mejor onda para hacerte pasar un momento increíble de placer. Atención especial a mujeres, parejas, chicas trans, hombres, etc. Soy súper dominante. Te espero....

Macho Peludo Escort Masculino
 
Macho Peludo
Estoy ubicado en Mendoza, zona , Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Macho dominante bien rudo.

Milo Escort Masculino
 
Milo
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Congreso, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Morocho lampiño, buena dotación, 18x5. Muy versátil participativo.

Yago
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Caballito, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Discreción y absoluta reserva en un lugar súper confortable e higiénico.

Stefano
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Recoleta, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Stefano. Escort de 25 años, las fotos son reales, deportista, cuerpo natural.

Giuliano
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Recoleta, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Rosarino dispuesto a cumplir tus fantasías, tus morbos, ideal para principiantes y expertos con ganas de vivir una experiencia única.

Erick
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Hola soy Erick, un escort nuevo en capital, con muy buena onda, tierno, muy fogoso y calentón. Tengo muy buena presencia. Soy versátil, morboso y muy bancador. Dispuesto a tratarte como un rey y complacerte con el mejor sexo. Mi servicio incluye Masaje relajante, tántricos, masturbación, sexo oral y anal. Morbos, besos con lengua y caricias. También realizo cambio de roles. Soy totalmente competente, responsable, pulcro, masculino y súper discreto. Dale anímate al mejor placer. Acepto vídeo llamadas.

Anuncios de Acompañantes Masculinos y Escorts Gold en Argentina

Descubre nuevas fantasías y disfruta de las fotos y videos xxx que los acompañantes escorts masculinos con membresía Gold tienen para ofrecerte. Contáctalos y permite que estos talentosos y calientes escorts masculinos estimulen tus sentidos.

Markus Escort Masculino
 
Markus
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Estoy dispuesto a complacer todas tus fantasías sexuales.

Alvaro Dib
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Si lo que buscas es una buena compañía y disfrutar de momentos de mucha pasión, contáctame, no sigas perdiendo tu tiempo. Te invito a que vengas a visitarme para gozar de un turco seductor que va a tratarte con calidez pero al mismo tiempo con la intensidad de un macho viril y masculino. Si lo deseas también puedo acompañarte en tu domicilio o compartir las actividades que sean de tu interés. Me preparo exclusiva y delicadamente para cada encuentro. Además de resaltar que soy sumamente culto, educado, extrovertido y simpático... Atrévete a descubrir mis demás cualidades, te aseguro que no te vas a arrepentir.

Tomy Stark
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible de 11 a 0 hs.

Soy Tomy. Quiero hacer realidad todas sus fantasías y deseos.

Gino
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Palermo, Argentina
Hoy estoy disponible de 12 a 2 hs.

Soy tu fantasía hecha realidad… Soy muy discreto, educado y de buen trato, conmigo podés pasar un momento muy placentero. Me gusta la buena onda y valoro la higiene personal. Poseo lugar en Palermo, cerca del ex zoológico o bien puedo ir a tu lugar, me manejo siempre con previo aviso de dos horas. Como en la actualidad debemos cuidarnos más entre todos, también te ofrezco vídeos caseros en los cuales te daré mucho placer. Atiendo a personas con o sin experiencia. Por cualquier duda o por más info mándame un whatsapp. Avisar con una hora de anticipación.

Andrew
Estoy ubicado en Capital Federal, zona Microcentro, Argentina
Hoy estoy disponible Full Time

Dominante, varonil, bien dotado y muy caliente paraguayo listo para cumplir todas tus fantasías.

Eduardo
Estoy ubicado en Capital Federal, zona San Cristóbal, Argentina
Hoy estoy disponible de 10 a 22 hs.

Masajista profesional y auxiliar en kinesiología matriculado. Te ofrezco los mejores masajes terapéuticos, relajantes, descontracturantes, tántricos o naturistas. Disponible con protocolo de bioseguridad.

Información importante sobre nuestro sitio
El contenido de este sitio está orientado al público Adulto. Si sos mayor de 18 años te invitamos a ingresar a nuestro sitio. Todos los acompañantes masculinos y escorts masculnios hombres que publican en Leonos.com son mayores de edad. Leonos.com no es una agencia de modelos ni de acompañantes ni de escorts masculinos, sino que es un servicio de anuncios online. This Website is intended for Adults only who want to contact male escorts. If you are under 18 please leave now. All the models that advertise at Leonos.com are +18. Leonos.com is not a models or escorts agency, it is an  online advertising service. 18 U.S.C. 2257 RECORD-KEEPING REQUIREMENTS COMPLIANCE STATEMENT
¿Qué es Leonos.com?
Leonos es un sitio web orientado al público adulto en el que encontrarás modelos y acompañantes masculinos y escorts masculinos de primer nivel. Todos los escorts masculinos que tienen un perfil en Leonos.com son personas independientes que acreditan su identidad y mayoría de edad. Leonos.com no interviene en la relación que se genera entre los visitantes del sitio y los usuarios que crean un prefil, como así tampoco entre usuarios registrados. Estamos online desde el año 2001, ofreciendo una plataforma única para la publicación de anuncios, adaptada a todo tipo de dispositivos como ser teléfonos móviles, tablets, laptops y computadoras de escritorio o desktops.

Relatos Eróticos Gays

La tormenta
Relato enviado por Zazo

Regresaba del trabajo bajo una intensa tormenta, las nubes habían aparecido casi por arte de magia y habían empezado a descargar con fuerza hacía unos minutos, cosas del mayo madrileño. Los limpiaparabrisas no daban abasto. En la puerta del garaje vi una figura, parecía un ciclista con su bici, entre la fuerte cortina de agua distinguí la figura de mi vecino del segundo. Pulsé el mando del garaje y la puerta se abrió y el vecino con su bici aprovechó para entrar rápidamente por la rampa. Aparqué y al salir del coche le vi allí atando su bici a la columna donde la dejaba, estaba empapado completamente.

- Hola Lorenzo, ¿qué tal? – le dije.

- Ya ves, aquí empapado. Salí a dar una vuelta con la bici y me he tenido que dar la vuelta y menos mal que has llegado, porque me dejé las llaves en casa y no podía ni entrar al garaje a refugiarme, y mi mujer tiene turno de tarde.

- ¿No tiene nadie más la llave que pueda abrirte?

- Mis padres tienen una copia, pero están de vacaciones con el Imserso en Benidorm, y mis suegros tienen otra, pero están en el pueblo.

- No jodas, pues no te vas a quedar aquí esperando empapado, sube a mi casa si quieres, por lo menos te podrás secar.

- Pues te lo agradezco tío, pero no quiero molestar.

- No hombre, no es molestia. No puedo dejarte aquí tirado, además seguro que tu mujer me lo paga más adelante con una de esas tartas de chocolate tan ricas que hace para las barbacoas vecinales – le dije medio en broma, medio en serio, porque sus tartas están deliciosas.

- Al menos tres le diré que te haga – dijo riendo.

Subimos a casa. Lorenzo iba tan empapado que dejó un pequeño charco en el ascensor. Entramos en el piso.

- No te quiero mojar todo el parquet, me meto al baño corriendo – lo dijo mientras iba hacia el baño rápidamente, su casa es justo la de encima de mí y es exactamente igual, así que no necesitó ninguna indicación para encontrarlo.

Fui a buscarle una toalla limpia al armario en que las guardo y se la acerqué al baño, la puerta estaba abierta y él se había quitado toda la ropa excepto el slip. No se puede decir que sea un hombre delgado, es más bien fuerte, sin pasarse, vello en pecho y estómago y piernas fuertes.

- Toma – le acerqué la toalla.

- No te importa que haya colgado aquí la ropa – dijo señalando a la mampara de la bañera – a ver si se seca un poco.

- Trae, mejor la cuelgo en el tendedero que seguro que seca más rápido, la tormenta ya ha parado y luce de nuevo el sol.

Me dio la camiseta y las mallas de ciclista y las colgué en el tendedero al que se accede desde la cocina. Mientras las colgaba entró en con sus slips y sus calcetines en la mano, llevaba la toalla atada a la cintura e iba descalzo.

- Me he tenido que quitar hasta los calzoncillos que están mojados.

- Trae – se los cogí de la mano y los tendí en la cuerda junto con las demás prendas. Miré a sus pies descalzos – Creo que tengo unas chanclas por ahí que te valdrán.

Fuimos a mi habitación y busqué unas chanclas para que no anduviera descalzo. Yo seguía con la ropa de calle y en casa me gusta estar cómodo, en verano me quedo desnudo y si el tiempo no acompaña me quedo con algún pantalón de chándal o algún pantalón corto de deporte pero siempre sin calzoncillos, para no estar muy oprimido, así que comencé a cambiarme y me desabroché la camisa y los pantalones y me descalcé, pero allí seguía Lorenzo, apoyado en el quicio de la puerta dándome conversación.

- No esperaba que lloviera de esa forma, hoy hacía bastante calor y nada apuntaba ese tormentón – dijo.

- Son las típicas tormentas de esta época, llega la nube y parece una esponja que la estrujen. Si tienes fresco te presto una camiseta – él seguía allí en toalla y con las chanclas que le había dejado como única prenda.

- No, no, hace buena temperatura. Ni con la tormenta ha refrescado. Estoy bien así, gracias.

Mientras charlábamos me había quedado en calzoncillos. No me parecía muy propio despelotarme ahí delante así que dejé en un lado de la cama un pantalón corto de deporte preparado me di media vuelta y discretamente me bajé el slip y me puse el pantalón corto, al menos sólo le había enseñado el culo.

- Yo hago lo mismo cuando llego a casa – dijo – me parece que los calzoncillos me oprimen y estoy mucho más cómodo con algo amplio. Y no me quedo en bolas porque Lidia no me deja, que si no andaría en pelotas por casa.

- Yo muchas veces ando en bolas – repliqué.

- Claro, suerte que tienes de no tener dueña.

- Bueno alguna ventaja tendrá tenerla ¿no?

- Nada – dijo – Te casas pensando que vas a follar todos los días y al final follas menos que de soltero.

- Claro, claro, ahora me vas a decir aquello de “follas menos que un casado”.

- Es que es rigurosamente cierto, jajaja.

Reímos y le ofrecí una cerveza. Nos sentamos en el salón a tomarla. Me comentó que había empezado a hacer bici porque había dejado el fútbol y le gustaba hacer algo de ejercicio.

- A los 41 ya me cansaba demasiado en los partidos. Los jóvenes dan mucha caña y pegan fuerte y me gusta hacer algo que si no me pongo barrigón – lo dijo dándose dos manotazos en su barriguilla – así que me compré la bici y a dar vueltas.

- Siempre he pensado en comprarme una, pero me da que la dejaría de usar.

- Pues cómpratela, hombre, que así nos vamos los dos a la vez y nos obligamos uno al otro a hacer algo de ejercicio, que mira que tú te estás poniendo algo fondón.

- La verdad es que sí, algo de barriguilla he echado, pero soy tres años mayor que tú y tenemos más o menos la misma, jajaja.

Seguimos hablando un rato de cosas intrascendentes, la verdad es que Lorenzo es un hombre muy afable y de conversación fácil, y estábamos pasando un rato entretenido. Nos habíamos bebido ya la cerveza pero le ofrecí otra, hacía calor y entraban bien. Cuando volví con ella de la cocina se levantó a cogerla y en el movimiento la toalla se fue al suelo.

- ¡A tomar por culo! – dijo, se agachó a por ella y la extendió en el asiento, pero no se volvió a cubrir con ella - pues ya, total, si no te importa me quedo así que estoy más fresco.

- Como quieras, no hay problema.

- Oye y tú si quieres igual, a ver si por mí vas a estar incómodo en tu propia casa.

Lorenzo se había quedado en bolas así que me dije ¿por qué no? y me quité los pantalones de deporte que llevaba.

- Hala, así tan cómodos, sin nadie ni nada que nos impida estar libres – dijo.

No me había fijado mucho, pero en ese momento me di cuenta que Lorenzo era tremendamente velludo. El pecho y su estómago aparecían cubiertos con una espesa capa de vello negro que llegaba por debajo de su ombligo hasta fundirse con el vello de su sexo que, a juzgar por su aspecto, estaba completamente al natural, sin ni siquiera haberlo recortado un poco. Yo, por el contrario, soy bastante lampiño, tanto que en la pubertad me sentía tremendamente acomplejado por no tener tanto vello como mis amigos, que a veces se mofaban por lo escaso de mi vello, pero con la madurez pasé de complejos y además me di cuenta que para lo poco que tenía, mejor quitármelo, así que llevo completamente depilado el pubis y los huevos. Lorenzo se quedó mirando mi sexo y algo asombrado comentó:

- Ostias, si no te has dejado ni un pelillo en la polla.

- Si, ya ves, tengo tan poco que me lo quito del todo. Pero ahora es muy normal, la gente se lo suele quitar, lo habrás visto en el vestuario del fútbol.

- Hombre si, algunos chavales jóvenes se lo quitaban como tú, pero de los de mi edad, ninguno. Y ¿cómo te los quitas?.

- Tengo una especie de máquina de afeitar especial para estas zonas.

- ¿Y te la pasas por los huevos? – la curiosidad le había picado.

- Si, también, es muy segura, no corta.

- Eso espero, no me gustaría pegarme un tajo ahí.

- Tú ni siquiera te recortas un poco los pelillos – observé.

- No, nunca. Oye, ¿y cómo es la máquina?.

Fui al cuarto de baño y la traje. Se la di y la curioseó un momento.

- Mira esta parte de aquí es como la de los barberos – le dije – la puedes poner al uno, dos o el tres para recortar el vello. Esta otra parte es la que te lo deja al cero completamente.

- ¿Y tú crees que me quedaría bien? – preguntó.

- Hombre, quizá podrías probar al dos y en los huevos al cero.

- ¿Te importa?

La verdad es que no pensé ni en la higiene y además Lorenzo parecía estar decentemente limpio así que le dije que probara.

- Pero vamos al baño, aquí se pondría todo lleno de pelos – le dije – entra en la bañera, así los pelos caen y luego los quitamos fácilmente con un manguerazo.

La situación era casi cuando menos extraña, allí estábamos ambos completamente desnudos, él metido dentro de la ducha y yo con una máquina de depilar en la mano. Seleccioné el cortapelos en el dos, activé la máquina y se la di.

- ¿Y cómo la paso? ¿hacia arriba, hacia abajo?

- Yo comienzo en la base del pene y subo hacia el ombligo – le dije, imitando el movimiento en mi pubis.

- A ver, no me entero, pásamela tú – me dio la máquina. Yo me quedé algo parado al pensar en depilar a mi vecino – venga, no te de corte, que tú tienes experiencia no sea que yo me dé un tajo.

Miré su polla flácida colgando, tendría unos 11 centímetros, pero era gruesa y se le notaban las venas que la surcaban, su prepucio cubría completamente el glande, se la sujeté con la mano izquierda mientras empezaba a recortar su vello púbico. Poco a poco el pelo iba cayendo a sus pies.

- Queda muy bien – dijo cuando terminé – pero faltan los huevos.

Le di la vuelta a la máquina por la parte de depilado total, levanté su polla y estiré tal y como hacía para depilarme yo y empecé a cortar el vello de sus huevos. Su polla empezaba a crecer en mi mano.

- Jeje, que cosquilleo, perdona macho, pero es que se me pone.

Cuando terminé su sexo estaba completamente erecto. Su capullo sonrosado aparecía totalmente descubierto.

- Joder como te has puesto – le dije.

- Es que esa máquina daba gustillo. Y además en cuanto me tocan la polla se me sube, jeje – se tocó los huevos y dijo – que suaves han quedado, da gusto tocarlos. ¿Los tuyos también son así de suaves? – llevó su mano a mis huevos y los tanteó – pues sí, lo son. Nunca los había tocado sin pelos.

- Convendría darte algo de crema hidratante, se suelen resecar con la máquina.

Tomé un frasco que tenía y me puse un poco en la mano y comencé a untársela. Me estaba dando mucho morbo la situación y mi polla se había puesto también tiesa.

- Veo que no soy el único que trempa – dijo.

Comencé a untarle también la crema por la polla y al notar mi mano sobre su miembro se le escapó un gemido de gusto. Agarró la mía y empezó a sobármela.

- Estás algo reseco – dijo, y acto seguido se escupió en la mano, untándome su saliva por mi sexo.

Mi mano con la crema resbalaba suavemente por su glande y cada vez que subía y bajaba los gemidos de Lorenzo iban en aumento. Sin embargo mi polla no terminaba de estar suficientemente resbaladiza.

- Esto va a necesitar más saliva – se arrodilló y empezó a lamerme la polla.

Su lengua recorría mi glande, subía y bajaba por mi tronco y de vez en cuando lamía mis pelotas, lo hacía verdaderamente con maestría y empecé a pensar que no era la primera vez que se comía un rabo. Se la introdujo en la boca y comenzó a mamarla mientras con una mano jugaba con mis pelotas y la otra acariciaba mi culo.

- Ahora si está bien mojada.

Dejó de mamar y continuó subiendo por mi estómago y mi pecho besándome suavemente. Jugueteó con su lengua en mis tetillas mientras continuaba pajeándome. Yo me había quedado parado, simplemente recibiendo tantísimo placer, así que me tomó la mano y la llevó a su sexo. Capté la indirecta y volví a continuar masturbándole. Empezamos a morrearnos, sentía su barba pincharme la cara y el cuello cuando bajaba besándomelo. Nuestros gemidos fueron en aumento y pronto noté que no podía más y exploté, casi toda mi leche cayó en el suelo de la bañera que estaba llena de los vellos que habían caído de la depilación pero parte salpicó las fuertes piernas de Lorenzo. Instantes después mis caricias le llevaron a un fuerte orgasmo y se corrió en mi mano. Abrí el grifo y nos metimos debajo abrazados, las gotas de agua que salían de la alcachofa me recordaban la fuerte tormenta que caía cuando llegué a casa aquella tarde.
El novio de mi hermana
Relato enviado por Dante

Todo esto sucedió cuando yo tenia 18 años, para entonces yo ya sabía que era gay pero aun no había probado el sexo con otro hombre. Yo soy un chico bastante guapo, mido 1.78 metros peso 71 Kg, ojos verdes, moreno, piel oscura, sin vello, fuerte y con una polla de casi 20 cm. Para entonces mi hermana algo mayor que y tenía un novio que estaba buenísimo, muy guapo, cerca de 1.95 metros, muy fuerte, ojos claros, piel oscura y una preciosa melena morena y hasta entonces no conocía mas partes de él. A pesar de la diferencia de edad el tenia 24 años nos llevábamos muy bien, íbamos juntos al gimnasio, de vez en cuando salíamos de copas pero nada más, y yo no hacía nada más que fijarme en él.

Un día se tuvo que quedar a dormir en mi casa, y mi cuarto era el único en el que había una cama libre, así que durmió conmigo esa noche pude descubrir más partes de su anatomía que antes nunca había visto.

Yo siempre duermo en boxer y antes de que él entrara en mi cuarto yo ya me había despojado de mi pantalón y mi camiseta y me había metido a la cama. Desde mi cama oía a mi hermana y a él charlando en el pasillo, pasado unos diez minutos entró en el cuarto, yo estaba viendo la televisión y me preguntó que si no me importaba que durmiera desnudo que él siempre duerme así a lo que yo por supuesto acepté.

Empezó a desnudarse quitándose la camiseta, tenía un torso precioso, fibrado, con algo de vello entre el pecho y por la línea que baja desde el ombligo y se perdía en sus pantalones, la piel oscura y con mucho vello en las axilas (algo que a mi me ponía muy cachondo), también tenía unos abdominales increíbles con un ombligo que apetecía absorber. Después se quitó los zapatos y los calcetines y empezó a desabrocharse el pantalón dejando ver la parte superior de su boxer, para entonces yo ya estaba casi empalmado, pero lo disimulaba con la sábana. Se bajó los pantalones enseñándome unas preciosas piernas con algo de vello muy fuertes y bien marcadas, me fijé más en su boxer y aprecié un bulto más que considerable pero por desgracia para mí allí paró, se metió en la cama y una vez dentro se quitó el boxer lanzándolo contra el armario apague la tele y nos dormimos.

Yo no podía dormir pensando que tenía a semejante macho en al lado de mi cama y mucho menos quedarme sin verle la pija.

No sabía que hacer así que me levanté de mi cama y sin hacer ruido agarré su boxer, lo empecé a oler y a lamer. Olía a hombre y sudor ya que esa misma tarde habíamos estado haciendo gimnasia y empecé a pajearme con ese olor y ese sabor, pero no me podía quitar de la cabeza aquel bulto en su boxer así que deje de pajearme me senté en mi cama y empecé a observarlo. Estaba tumbado boca arriba con la sábana a la altura del ombligo y un poco más abajo se podía ver una zona oscura, y bastante mas abultada que el resto lo que me puso aún mas cachondo.

Así estuve cerca de una hora mirándolo hasta que me armé de valor y decidí hacer algo. No podía dejar pasar esta oportunidad, primero comprobé que estuviera dormido, después me arrodillé a los pies de su cama y empecé a tirar de la sábana. Desde mi posición podía ver cómo poco a poco la sábana iba dejando ver su cuerpo, seguí tirando hacia abajo hasta que por fin conseguí mi premio, su pija flácida fue apareciendo ante mi. Cuando conseguí tener en mi poder toda la sábana, me levanté del suelo y lo observé desnudo encima de la cama, con una pija descapullada de unos 18 cm pero bastante gorda, pero no podía parar ahí, me arrodillé y bajé mis boxers, empecé a acariciarle su cuerpo, su polla se iba poniendo cada vez mas dura con mis suaves caricias en su pecho y en sus huevos.

Pero ahí paré, y cuál fue mi grata sorpresa? que al volver a taparlo escuché una voz que me decía ¿por qué parás? ¿no te gusta?. Giré la cabeza y ví que esa voz provenía de él que había estado despierto durante todas mis caricias.

Se levantó de la cama y apoyó su espalda contra la pared agarró su pija que volvía a estar flácida y empezó a machacársela mientras me miraba lamiéndose sus labios, yo recibí rápidamente el mensaje así que me tiré al lado suyo y empecé a acariciar y lamer su cuerpo, mientras él dejaba su pija y agarraba la mía exclamando –vaya que bién guardado lo tenías. Yo lamía su cuerpo y acariciaba su espalda hasta que mi mano pudo palpar un culo perfecto muy duro, redondo y con algo de vello, luego nos besamos durante un tiempo.

Después se levantó, yo estaba sentado en la cama, y echando su melena hacia atrás golpeaba mi cara con su pija húmeda y aún no dura del todo. Yo se la agarré con una mano y la restregaba por mis labios y lo masturbaba para que se le pusiera a tope, cuando ya podía sentir la dureza de su pija venosa me la metí entera en la boca cosa que no fue fácil puesto que era una pija muy gorda. Yo podía oír cómo gemía y me pedía por favor que no parase así que se la estuve chupando un buen rato, él me agarraba la cabeza y la movía a su antojo moviendo sus caderas hacia delante y hacia atrás, yo estaba en la gloria, después de chupársela durante un rato la saco de mi boca y me dijo ahora vas ha saber qué es lo que le gusta tanto a tu hermana. Me tumbó en la cama, y agarró mis piernas y las apoyó en sus hombros y empezó a restregarme la cabeza de su polla por la entrada de mi culo, se lamió los dedos y empezó a restregarlos por mi ano hasta que fue introduciéndolos poco a poco en mi culo primero uno, después dos y para acabar metió tres, estuvo un rato moviéndolos dentro de mi hasta que los sacó. Entonces le llegó el turno a su pija, la colocó en mi ano y empezó a empujar hacia adentro. Para mí eso fue lo más, primero la metía despacito y poco a poco hasta meterla toda dentro de mí, cuando pude notar sus bolas contra mi culo empezó ha hacer movimientos circulares con su cadera mientras la sacaba y la metía despacito pero más rápido cada vez, así estuvimos mucho tiempo hasta que empezó a moverse con mas rapidez y fuerza, mientras que con una mano me masturbaba con la otra me daba azotes en el culo, yo tenía mi pija como nunca, pero aguanté como pude mi acabada, pasaron cerca de diez minutos y me la sacó del culo se puso más encima de mí, y entre convulsiones y unos grandes gemidos se la machaca encima de mi cara, hasta que soltó un gran chorretón de leche en mi cara seguido de unos cuantos chorros de menor intensidad, era una leche muy caliente que yo agarré con la mano y lamí con gusto.

Tras esto se fue hacia mi pija y la cogió y de un bocado se la metió en la boca, la chupaba como todo un maestro lengua, dientes y labios hacían su trabajo a la perfección así que a ese ritmo no aguante demasiado y me corrí en su boca, el se tragó toda mi leche y me besó en los labios.

Luego nos dormimos en nuestras camas y a la mañana siguiente ninguno de los dos dijo nada como si hubiera sido un sueño erótico.

Sexo en los baños
Relato enviado por Marcos Gay

Estaba estudiando en la biblioteca, tenía unos examenes próximos. A mi lado, mi novio. Llebavamos más de dos horas estudiando, y yo me estaba aburriendo. Entonces, se me vinieron pensamientos calientes. Me imaginaba aquellos polvos que me daba mi novio. Se me vino a la cabeza a mi novio quitandose los pantalones y yo acercandome para hacerle una mamada en medio de la gente. Después me cogería en brazos y me me pondría sobre la mesa, me bajaría los pantalones y me empezaría a follar. Ahí embistiendome, mientra le gente me ve como me folla mi novio, me llamarían de todo: zorra, puta, maricón... Sinceramente, de pensar en ello me estaba quedando muy caliente y la cabeza ni me dejaba pensar y me dejaba medio ido, y mi polla lo notaba. Necesito un buen polvo urgentemente. Me acerco al oído de mi novio y le susurró:

-Oye, cariño, llevamos dos horas, ¿qué te parece si vamos 15 minutos al baños y no damos un buen polvo?

-No, lo siento, no puedo, tengo que estudiar, te prometo que cuando llegemos a casa lo hacemos.

-Pero yo quiero ahora.

-Joder, que no, que tengo la fecha muy apretada, ponte a estudiar de una vez.

Vale, muy bien. Pero yo sigo igual, así que me pongo a mirar al personal. hay chicos muy buenos a mi alrededor. De 18 a 25 años.

Poso mis pupilas sobre un buen espécimen. Rubio, fibrado, con chándal (como me pone un buen culo en pantalón de chándal. Me mira pero no aparto la vista, con la tranquilidad del que ve el juego desde la barrera. No me sostiene la mirada pero no por vergüenza sino más bien por falta de interés. Dos asientos a la izquierda hay otro muchacho que no está mal. Pero no puedo mirarlo durante mucho rato.

Otro ha llamado mi atención, de hecho tiene en su poder todos mis sentidos.

Acaba de entrar en la sala. De pelo castaño clarito que me gusta y me quedo viendolo, tiene unos ojos marrones claros preciosos y el pelo medio largo, su cara parece un ángel, tiene la piel clara, y no debe tener más de 19 años. Lleva una camiseta de tirantes, un pantalón vaquero y unos tenis blancos.

Podría decir que le miro desafiante, pero sería más honesto decir que no puedo dejar de admirarle. No sé

cuánto tiempo estoy deleitándome con sus movimientos, pero finalmente soy cazado y me devuelve la

mirada. Tiene unos ojos marrones preciosos, y no soy capaz de dejar de mirarle aunque me siento

atrapado y estúpidamente pillado en falta como un niño.

Se sonríe y vuelve la vista a sus libros. Cuando deja de mirarme me siento un poco ridículo. Intento

concentrarme en mis apuntes sin mucho éxito. A mi lado mi novio sigue estudiando sin haberse

percatado de nada. Lucho por no volver a levantar la vista pero no aguanto más que unos pocos minutos.

Y para mi sorpresa el sigue, está mirándome. Se me acelera el pulso…¿me está sonriendo o estoy

delirando? No, sonríe, pero no es una sonrisa amigable, es una sonrisa de superioridad, de victoria. La

sangre me empieza a hervir…necesito ser de este cabrón…

Se levanta. ¿Me abandona? Sigue mirándome fijamente. Hace un leve gesto con la cabeza. ¿Quiere que

le siga? Sale de la sala dejándome tan alterado que casi me cuesta respirar. Miro a mi chico. No, no

puedo hacerlo. No puedo.

Me levanto de la silla y me acerco a mi novio.

-Oye, cariño, voy al baño, no me encuentro bien.

-¿Qué te pasa?

-Me duele la barriga, creo que es algo que he desayunado. Esperame y ya vengo.

-Vale, pero si tardas me paso a ver cómo estás, no quiero que te pase nada.

Nada más decirme eso, me da un beso en la boca. Joder, lo siento cariño, pero necesito un buen polvo ahora mismo, espero que me perdones.

Me dirigo rápidamente al servicio, y ahí está, esperandome en la puerta.

-Oye, ven aquí, al servicio de minusvalidos, aquí nadie nos molestará-me dijo el chico.

Entra en el baño, y yo me acerco. Nada más entrar yo, me cierra la puerta tras de mí y echa el cerrojo.

-Ponte de rodillas, maricón.

En otro momento hubiera pensado que este tío es un gilipollas. Pero ya no tenía suficiente sangre en la cabeza para pensar.

Le obedezco mientras él se desabrocha el cinturón. Le acaricio sus fuertes muslos por encima de la tela vaquera, pero me aparta las manos.



-No te he dado permiso para tocarme, zorra. Las manos a la espalda.

Tiene razón…ya soy su zorra…Con la respiración entrecortada le miro mientras se desabrocha los botones del pantalón. Lleva unos bóxer ajustados. Negros, creo, mi vista no capta el color, solo en increíble tamaño de lo que guardan en su interior. Sin mediar palabra me coge del pelo y me aprieta la cara contra su paquete, con los boxers puestos. Huele a sudor y a sexo. Recorro con la lengua todo el bulto humedeciendo la tela.

Después me aparta la cabeza, se quita los pantalones y los boxers del tirón. Y me pone su polla en mi cara, un pollón de 20 cm que me hace babear.

-Saca la lengua-me dijo

Con la lengua fuera

comienza a darme golpes con su polla en la lengua y en la cara sin soltarme del pelo. Me coloca sus

duras pelotas en la boca y las lamo con avidez. Estoy fuera de mí pero él no pierde esa sonrisa que me

turba tantísimo. Y por fin llega el momento. Me la mete hasta las pelotas. Su capullo choca contra mi

campanilla provocándome arcadas, pero él no tiene la más mínima intención de parar. No quiere que se

la chupe, quiere follarme la boca como una zorra, como su zorra.

La saliva me cae por las comisuras de los labios mientras su enorme miembro viola mi boca.



-Así perra. Ahgg Cométela entera. ¿Te gusta zorra?



Le hubiera contestado. Pero es de mala educación hablar con la boca llena.

Cuando se cansa de destrozarme la boca me hace ponerme a 4 patas. Tengo unos segundos de pánico.

¿Ese cipotón sin lubricante? Pero a él eso le importa una mierda. Se coloca detrás de mí, me baja los

pantalones, me da una cachetada en el trasero y sin dejarme respiro empieza a meterme el capullo. Solté un pequeño de dolor.

-Pshh! No hagas ruido cabrón que nos van a pillar-me dijo.

Pese a su advertencia no dejó de hacer fuerza para meterme la polla en el culo. A los pocos segundos tenía su

pollón metido hasta el fondo mientras tengo que morderme los labios para no gritar. Después de unos

segundos de acomodamiento comienza a moverse dentro de mí mientras me agarra fuerte de las

caderas. Intento como puedo soportar el dolor porque sé que lo bueno viene después. Pasados unos

minutos empiezo a acostumbrarme a sus embestidas que adereza con azotes en mis nalgas. Mis gemidos

van ganando intensidad a la vez que su follada se hace más salvaje. Me mete y me saca la polla casi

entera. No puedo evitar empezar a gemir. Estoy fuera de mí.

-Ahhh, sí, sí, sí, ahhh-digo yo, con la cabeza fuera de mí y sin pensar en que nos pueden oír.

-Eres un marica muy escandaloso joder- me increpa con enfado mientras noto que sale de mi

culo por completo. Rezo por qué no se le haya cortado el rollo. Se pone de pie y se acerca hasta donde tiene sus pantalones y sus boxer, coge sus boxer con la mano derecha y viene hacia mí.



-Ahora vas a ser más discreta maricona – me dice sonriendo.

Me mete su bóxer en la boca. No me lo puedo creer. Saben a preseminal y huelen a sudor, a macho y a semental.

Inmediatamente me vuelve a meter la polla y me folla el culo más fuerte que antes si cabe. El placer es

indescriptible. Si antes estaba ido y caliente, ahora estoy en extasis, como si estuviera en otro lugar. Solo quiero estar ahí siempre y ser su puta. Sí, Oh dios!



De pronto un golpe en la puerta hace que se me hiele la sangre.

-Cariño, ¿estas aquí? ¿Estas bien?- Inquiere la voz de mi novio con preocupación.

Me quiero morir. Me saco los calzoncillos de la boca. Pero ¿Qué hace este hijo de puta? No para sus envestidas. Me saca su polla de de una vez y me la vuelve a meter de golpe continuamente. Sabe que mi novio está en la puerta y no piensa dejar de follarme el culo. Le miro y me

embiste cruelmente mientras esa sonrisa no abandona su cara.

-"Si"-respondo intentando modular la voz, tengo que disimular los gemidos de placer que este cabrón me está dando- Solo estoy un poco mal del estomagooo-un escalofrío me recorre la espalda mientras me pellizca los pezones por encima de la camiseta-vete para el bar y veme pidiendo una manzanilla, por favorrr (por lo que más quieras vete, pienso)

-Ok. Pero no tardes-me dice mi novio.

Bajo la cabeza e intento no gemir mientras el cabrón sigue enculando sin inmutarse. Pasados unos segundos, dejo salir mi angustia con un gemido de placer.

-Ahhhhhh.

Intento reponerme un poco para dejarle claro a este tío que conmigo no se juega así.

-Oye....- iba a decirle algo. Pero él ya ha cogido los bóxer del suelo y me los mete de nuevo en la boca.

-Así me gustas mas perra.

Se vuelve a colocar detrás de mí y me vuelve colocar su polla en el culo. No creía que pudiera ir más rapitdo que antes, me equipové. Sus huevos chocan contra mis nalgas, y se oye en el baño como chocan. Con sus manos entre mis nalgas, me enpieza a mover de arriba a abajo rapidamente. Así estuvimos un momento. Hasta que me se saca su polla y hace de que me tienda bocabajo en el suelo. Pone mis piernas en sus hombres y me vuelve a introducir su polla en mi culo. Me quita los boxer de la boca y me besa mientras me folla, estamos así un momento. Lo miro a us ojos y sus ojos marrones claros me dejan hipnotizados, le acarizo su pelo con mis manos. Es un chico precioso y hermoso, y es muy bueno follando, es un gran semental y se nota. Me gusta ser dominado mientras me follan. Después, nos volvemos a poner a cuatro patas y me pone sus boxer en la boca otra vez. Mientras me folla, me da unos cuantos cachetes en las nalgas.

El corazón me late a mil por hora, casi no puedo respirar…sus bóxer en mi boca ahogan mis gemidos, me

vetan el aire, pero sobre todo me excitan…la cabeza me da vueltas y siento que mis músculos se

agarrotan, me siento morir…la petite morte…por primera vez estoy completamente de acuerdo con los franceses… me corro sobre el suelo sin tocar mi polla… también por primera vez A los pocos segundos noto como por primera vez empieza a gemir y sus muslos se tensan. Sus embestidas se hacen más rápidas y su espalda se curva.

Con un pequeño grito comienza a descargar en mi dolorido culo. Tras unos segundos de pausa saca su pollon dejándome chorreando leche. Relajo mis músculos y me quito los calzoncillos de la boca, pensando que ha sido el mejor polvo de mi vida cuando de pronto me mete los dedos por el culo. Mete dos dedos por mi culo y recoge el semen y me los mete en la boca para que los lama. Se pone de pie, coge sus pantalones, se los pone, después su camisa de tirantes. Se acerca a mí, me da agarra de la cabeza y me da un beso en la boca.

-Ha sido un buen polvo, me lo he pasado bien contigo-me dice mientras me estiende la mano con los boxer- Los bóxer te los regalo de recuerdo marica.

-Gracias-respondo a los cinco segundos, pero él ya ha salido cerrando la puerta tras su paso. Me doy cuenta que es de las pocas

palabras que le he dirigido. Cojo los bóxer y los empapo de mi semen, que ha caído en el suelo, y el suyo, que ha salido de mi culo.

Me los llevo a la boca mientras recupero el aliento.
Leonos Escorts